Información sobre nuestra campaña para cambiar la alimentación - Menos carne, más vida - Greenpeace - Menos carne, más vida - Greenpeace

Nuestros hijos merecen un planeta sano

Queremos un futuro saludable para nosotros y para el planeta. Un futuro que garantice que nuestros hijos vivan en un mundo con aire limpio, bosques abundantes y un clima estable. Un mundo en el que todo el mundo tenga acceso al agua, limpia y potable, y a alimentos nutritivos. Sin embargo la industria cárnica y láctea supone una grave amenaza para nuestro futuro. La producción ganadera intensiva está talando bosques, contaminando las reservas de agua, cambiando el clima y poniendo en riesgo la salud del ser humano.

Nuestra avidez por vacas, cerdos y gallinas está devastando el mundo que nos rodea, fomentada por una industria mundial dominada por corporaciones, que antepone los beneficios a la gente y al medio ambiente. Y aunque ellos son los principales culpables, nosotros también somos parte del problema, básicamente consumimos demasiada carne y esto tiene un gran impacto sobre un futuro sostenible.

Las elecciones que tomamos sobre nuestra alimentación importan. Greenpeace se ha unido al movimiento mundial para transformar nuestro sistema alimentario antes de que sea demasiado tarde. Tenemos que reducir significativamente la producción mundial de carne y derivados lácteos y encarar la manera en qué tratamos y criamos a los animales. Pero los veganos y los vegetarianos no son los únicos que ayudan a cambiar este sistema defectuoso: los reduccionistas, los flexitarianos, los climatarianos o tú mismo tienes la oportunidad de ayudar.

Todos podemos ser parte de la solución con nuestras elecciones diarias y nuestra alimentación cotidiana. Juntos tenemos el poder para romper el ciclo de producción de la carne industrial eligiendo alimentos vegetales o utilizando nuestra voz colectiva para hacer un llamamiento a favor de un cambio duradero. Alzando la voz podemos enfrentarnos a las empresas que anteponen el beneficio económico a nuestra salud y a la salud del planeta. Exijamos un sistema alimentario justo y sostenible para granjeros, animales y el medio ambiente. Y comencemos por nuestras propias comunidades.

Es hora de actuar. ¡Únete a nosotros!

La carne y los derivados lácteos industriales son una amenaza para el planeta

La ganadería industrial es una de las industrias más poderosas del planeta y está dominada por unas pocas corporaciones altamente integradas que copan el mercado mundial. Vivimos en un mundo en el que la industria, con el apoyo de ayudas públicas, fondos públicos y la constante presencia de carne barata en colegios e instituciones públicas, dicta en gran medida lo que comemos, dejándonos como consumidores muy poco control sobre nuestras elecciones. Las grandes corporaciones se guían por un principio fundamental: alimentar y sacrificar animales lo más rápido posible con el único fin de maximizar sus beneficios.

Para lograr los mayores beneficios posibles, las granjas industriales mantienen al ganado hacinado y sobrealimentado, inyectándoles increíbles cantidades de antibióticos. Estos métodos no solo niegan la más básica dignidad a los animales, sino que están provocando una seria emergencia sanitaria. El abuso de antibióticos en animales sanos que hace la ganadería intensiva contribuye al aumento de la resistencia a los antibióticos. La carne también nos está enfermando directamente. Las enfermedades transmitidas por los alimentos, aquellas que se propagan gracias a la manera en que se procesa, elabora y distribuye el ganado, están creando un serio problema sanitario en todo el mundo.

La producción ganadera intensiva está agotando rápidamente los recursos naturales y desestabilizando el clima. Un tercio de la superficie de la tierra se utiliza para la producción animal y de pienso, lo que está provocando la deforestación en masa y la pérdida de biodiversidad de los ecosistemas. A día de hoy las emisiones de gases de efecto invernadero del ganado suponen el 14% del total de las emisiones. Algunos estudios sugieren que las emisiones del ganado son comparables a las de todo el sector del transporte. El uso de fertilizantes y pesticidas químicos está contaminando ríos y arroyos, generando inmensas áreas de floración de algas y zonas muertas donde la vida marina no puede sobrevivir. Muchos lugares ya no son aptos para el baño, la pesca o siquiera para el consumo de las aguas subterráneas, si queda algo de agua subterránea. El agua se malgasta en el cultivo de piensos y la cría de ganado, agotando nuestro recurso más esencial a toda velocidad.

Alimentos de origen vegetal para el futuro

Reparar este sistema de alimentación defectuoso no es una tarea sencilla, pero para poder evitar los catastróficos cambios que se ciernen sobre el clima, los bosques y los recursos hídricos, no nos queda otra opción que reducir de forma significativa la ganadería industrial y cambiar el tipo de carne y de derivados lácteos que consumimos. Greenpeace está dispuesta a afrontar estos problemas tan vitales con un objetivo claro y ambicioso: reducir el consumo y la producción de carne y derivados lácteos en un 50% para el 2050. Nos encontramos en un punto decisivo en el que tenemos que decidir si queremos seguir viviendo bajo la permanente amenaza de la ganadería industrial o elegimos la audaz y sana visión del futuro que nosotros deseamos y que nuestros hijos se merecen. Un mundo con menos carne no solo es posible, sino que se está consolidando como un movimiento mundial a medida que millones de personas se decantan, de forma consciente, por alimentos vegetales, creativos y deliciosos, que aportan una mejor salud y una mayor variedad, y además lo están disfrutando.

Todos debemos poner nuestro granito para lograr un cambio duradero. Vamos a necesitar tu voz cuando le exijamos a los gobiernos que cambien sus políticas alimentarias, apoyando una carne de mejor calidad y los alimentos vegetales, en contra el poder de las grandes corporaciones. Pero también queremos llevar este movimiento a vuestras casas y a vuestras comunidades. Piensa por un momento en toda la carne que consumes y en cómo podrías empezar a comer menos. ¿Sabes de dónde viene la carne que consumes? Cuando consumas carne y derivados lácteos, considera la posibilidad de apostar por la calidad apoyando a pequeñas granjas ecológicas que crían sus animales en entornos más saludables y sin abusar de los antibióticos. Con cada una de nuestras comidas tenemos poder para dar forma a un nuevo sistema alimentario que apoye a los granjeros locales, proteja nuestra salud y sane al medio ambiente. Este es el momento para diseñar un futuro mejor para todos.

Quienes somos

Nuestra misión: Greenpeace es una organización internacional independiente que utiliza la acción no violenta y la comunicación creativa para atraer la atención pública hacia los problemas globales del medioambiente y para impulsar soluciones necesarias con el fin de lograr un futuro verde y en paz.

Greenpeace está presente en más de 55 países de Europa, las Américas, Asia, África y el Pacífico. Greenpeace no acepta donaciones de gobiernos o empresas, sino que se financia con contribuciones de seguidores individuales y ayudas de fundaciones.

Infórmate sobre nuestras campañas en energía, clima, océanos, bosques y plásticos.

Información sobre nuestra campaña para cambiar la alimentación

Lee nuestro informe “50 por 2050”

Lee la visión de Greenpeace para reducir el consumo de carne y derivados lácteos en un 50% para 2050 y porqué es necesario hacerlo

INFORME

Join the movement